El mundo anda diciendo (3)

Una tarde, estando en Verona, nos sentamos a matear en la plaza. Llena de curiosidad, una señora vestida de sastre y sombrerito se acercó para ver qué era lo que estábamos tomando. Le contamos que era una infusión característica de Argentina, y le ofrecimos para que probara. Convencida de que hacía bien al hígado, tomó varios mates y comenzó a promocionarlo entre su grupo. Una y otra vez, repetía a quien la escuchara:

3https://www.facebook.com/TrenzandoCaminosLibro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s